AH! Blog

CulturAH! Pop y mis cosas

De novelas de zombis, ciencia ficción y videojuegos al humor

Novelas de zombis, novelas de ciencia ficción, conspiraciones y extraterrestres. Del primero al último. Del comienzo al último trabajo, sin nombre todavía, que aborda el costumbrismo nerd del Siglo XXI en Valencia. Buen cambio de tercio. Y, ¿por qué? Todavía me pregunto.

Cómo escribir novelas, cambiando con ellas

El proceso de escritura así como las musas que nos representan cambian con los años. Es una percepción personal de mi trabajo a lo largo de los últimos años, por lo tanto subjetiva y, a la vez, comprobada. El paso de una primera novela, Marea Muerta, a la segunda se convirtió en una travesía difícil. Sé que mis novelas no son bestsellers, soy un periodista que escribe y que quiere mejorar en cada trabajo, por ello se enfrentó a escribir la segunda novela, Marea Muerta 2, demasiado tarde.

El primer trabajo, gestado durante mis estudios en la licenciatura de periodismo en la Universitat de València, fue una oda al desconcierto y al éxtasis. Una editorial, Cocó, apostó por mí. Era mi primer gran texto, una novela de 75.000 palabras, poca broma. Temática, estaba claro, como seguidor del terror más primigenio en todos sus formatos aposté por una novela de zombis pero con la salvedad de dirigirla hacia la acción de los ochenta, la de los protagonistas hipervitaminados, la de las conspiraciones militares. No quería retratar el sufrimiento diario de una familia o de un padre. Quería acción. Así nació Marea Muerta.

Novelas de ciencia ficción en librería. @Phil Whitehouse. <a href="https://www.flickr.com/photos/philliecasablanca/2034027008/" >@Phil Whitehouse</a>

Novelas de fantasía en una librería @Phil Whitehouse

La dificultad de escribir una segunda novela

De las sesiones que nacían por la “inspiración” de Marea Muerta se pasó a la obligatoriedad de acabar el trabajo, de escribir diariamente. Un método positivo pero que hace mella los días poco propensos al tecleo. Marea Muerta 2 nació varios años después, hasta que se publicó en 2015. Cuatro años de diferencia entre ambas, quizás demasiado. La segunda parte ahondaba en Martina, la protagonista inesperada del anterior libro y el Fin del Mundo, uno con aspiraciones más, mucho más, cercanas a la ciencia ficción clásica de los años cincuenta que al terror. Era una aventura que perdía hemoglobina y ganaba en aspectos scifi. Ahí doy por terminada mi relación con Martina y Anna.

Tras participar en la excelente libro sobre la historia del videojuego, Del Tilt al Byte, que se puede comprar en varias librerías. Mi próximo texto será una nueva novela, sin nombre (siempre he sido un fracaso a la hora de encontrar buenos nombres, por lo menos he tenido la ayuda de amigos y colegas como Eduardo Almiñana, que parió el título de mi primera novela) en la que cambio de temática, de género. De muertes, zombis y conspiraciones gubernamentales a las desventuras humorísticas de un nerd valenciano aficionado a los MMORPG que prefiere vivir dentro de Unlimited Colony, el videojuego que arrasa en todo el mundo, a socializarse. Es un pequeño desgraciado creado a sí mismo que desprecia a los demás por el mero hecho de no compartir sus ideas que se convierte en el gran John, un marine espacial de nivel 92, azote de monstruos y galán de avatares femeninos.

De novelas de horror a novelas cómicas

La tercera novela existe, y se puede leer, es más, ya está en manos de algunos lectores cero, por lo que espero que 2016 sea su año. Un trabajo que, al principio de escribir el post creía alejado de mis primeros textos y que, al final, veo que se rige bajo un mismo patrón en sus influencias. He cambiado toda la forma y todo el fondo respecto a las anteriores, pero subyace un fin último, y es la relación constante con las nuevas tecnologías, las revistas pulp, la ciencia ficción y la serie B, esta vez personificada en el propio protagonista, Juan.

¡Más noticias muy pronto en mi muro de Facebook y en mi Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Appearance
Layout
Element Style
Accent Color